Revista Chilena de Neuropsicología
Universidad de La Frontera
Ver On-Line Enviar Artículo
Email:
Número 1 > Enero 2012, Edición Especial

Bases neurobiológicas de la conciencia: aspectos neuroanatómicos, cognitivos y evolutivos

Ricardo R. García
Palabras Claves:
conciencia, cognición, red neural por defecto, interacción social
Keywords:
consciousness, cognition, default network, social interaction

Resumen

La investigación sobre la conciencia desde una perspectiva neurobiológica constituye uno de los temas más controvertidos en el amplio dominio de las neurociencias. Tradicionalmente, la conciencia ha sido entendida como la experiencia subjetiva y privada que surge de la actividad de neuronas múltiples y que incluye nuestros pensamientos, recuerdos y lo imaginado. A menudo se hace la distinción entre una conciencia intransitiva, que alude a un estado de vigilancia opuesto al estado de coma clínico, y una transitiva, que se refiere al acceso consciente de diferentes piezas de información. Evolutivamente, al entender la conciencia como el resultado de habilidades cognitivas complejas, es posible plantear que ella se encuentra distribuida en la filogenia incluso más allá de los mamíferos sociales. A partir de la relación entre conciencia y cognición, dos teorías han sido ampliamente difundidas y debatidas: la del núcleo dinámico y la del espacio de trabajo global. La primera relaciona la experiencia consciente con circuitos tálamo-corticales recurrentes, mientras que la segunda considera vastas redes neuronales parieto-temporales y prefrontales como base para el acceso consciente. Se ha postulado que la conciencia depende de la actividad de una red neural por defecto. Aún más, la conciencia humana representaría una corriente narrativa cuya historia ha sido modulada por la interacción social.

Abstract

La investigación sobre la conciencia desde una perspectiva neurobiológica constituye uno de los temas más controvertidos en el amplio dominio de las neurociencias. Tradicionalmente, la conciencia ha sido entendida como la experiencia subjetiva y privada que surge de la actividad de neuronas múltiples y que incluye nuestros pensamientos, recuerdos y lo imaginado. A menudo se hace la distinción entre una conciencia intransitiva, que alude a un estado de vigilancia opuesto al estado de coma clínico, y una transitiva, que se refiere al acceso consciente de diferentes piezas de información. Evolutivamente, al entender la conciencia como el resultado de habilidades cognitivas complejas, es posible plantear que ella se encuentra distribuida en la filogenia incluso más allá de los mamíferos sociales. A partir de la relación entre conciencia y cognición, dos teorías han sido ampliamente difundidas y debatidas: la del núcleo dinámico y la del espacio de trabajo global. La primera relaciona la experiencia consciente con circuitos tálamo-corticales recurrentes, mientras que la segunda considera vastas redes neuronales parieto-temporales y prefrontales como base para el acceso consciente. Se ha postulado que la conciencia depende de la actividad de una red neural por defecto. Aún más, la conciencia humana representaría una corriente narrativa cuya historia ha sido modulada por la interacción social.